Propiedades de la multiplicación

Para resolver las multiplicaciones, muchas veces conviene escribir las cuentas de otra manera. Para hacerlo se usan las PROPIEDADES DE LA MULTIPLICACIÓN.

– Si los números que intervienen en una multiplicación se descomponen en factores y se agrupan de otra manera, el resultado no cambia. Esta es la propiedad ASOCIATIVA.
Por ejemplo: 50 x 12 podemos pensarla como 50 x 4 x 3 ó como 2 x 25 x 12.

– Para multiplicar dos números, si a uno se lo descompone en una suma o una resta se puede multiplicar al otro por cada uno y luego sumar/restar los resultados. Esta es la propiedad DISTRIBUTIVA.
Por ejemplo: Si pensamos el 12 como una suma (10+2) hacemos   50 x (10+2) y resolvemos 50 x 10 + 50 x 2

Si pensamos el 12 como una resta (14-2) hacemos 50 x (14-2) y resolvemos 50 x 14 – 50 x 2

– Otra propiedad es la CONMUTATIVA, que afirma que si se cambia el orden de los números que se multiplican (factores), el resultado no cambia.
Por ejemplo, 50 x 12 es igual a 12 x 50

Esta entrada fue publicada en Matemática 2018. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *